Enfrentando la Complejidad de la Movilidad Urbana

Autor: Carlos Gershenson García
Los problemas de movilidad urbana nos afectan a todos. Si no hacemos nada, seguirán empeorando. Tiempos de traslado, contaminación, pérdidas económicas, impacto a la salud: todos reducen nuestra calidad de vida. ¿Cómo es que no hemos podido mejorar la movilidad más rápido de lo que empeora? Mi respuesta es: porque no hemos comprendido la complejidad de la movilidad. Usamos técnicas tradicionales, las cuales son adecuadas sólo para problemas "estacionarios". Pero las interacciones inherentes a la complejidad de la movilidad urbana generan cambio impredecible, que llevan a problemas "no estacionarios". ¿Cómo enfrentar esta complejidad? Con adaptación. Esta puede lograrse por medio de la auto-organización. Presentaré dos ejemplos: en la coordinación de semáforos y en regulación de transporte público.