EL CÁLCULO DIGITAL COMO RECURSO DIDÁCTICO PARA LAS PERSONAS SORDAS

Autor: Elizabeth Becerra Ramos
Coautor(es): Elizabeth Becerra Ramos Ricardo Quintero Zazueta
A lo largo de la historia se han encontrado huellas de que la mano del hombre es el más antiguo y el más generalizado de los auxiliares de cuenta y de cálculo empleados por los pueblos, en diversas épocas y en muchas regiones del mundo. Ifrah (2002) señala que se podría decir que es la primera «máquina de calcular» de todos los tiempos. Y esta «máquina» es ciertamente más cómoda de lo que podrían ser sus ocho tentáculos para un pulpo. En nuestra experiencia con la educación de las personas sordas nos hemos percatado que tienen gran dificultad para aprender, usar y memorizar las tablas de multiplicar. Mucho tiene que ver con las formas de enseñanza de la educación regular, generalmente memorizamos las tablas a partir de la repetición oral y en el mejor de los casos después entendemos como se construyen. Las personas sordas ni siquiera tienen este estimulo auditivo, lo que los obliga a memorizar las tablas de una manera visual que a la larga no les resulta practico ni eficiente. En esta charla queremos mostrar cómo hemos trabajado con alumnos Sordos, algunas formas de multiplicar con las manos, particularmente un ejemplo que aparece en el libro de Ifrah. Expondremos algunos hallazgos y curiosidades que tienen relación con la numeración en la Lengua de Señas Mexicana. Consideramos que el cálculo digital es un eficiente recurso didáctico para complementar el aprendizaje de temas de matemáticas por ejemplo las tablas de multiplicar. Ifrah, G. (2002). Historia universal de las cifras: España: Espasa Calpe