Natalia Jonard

Hablar de Natalia Jonard es hablar de una de alumnas más destacadas de la Facultad de Ciencias de la UNAM; es hablar de una de las más jóvenes y dedicadas profesoras de tiempo completo de la propia Facultad de Ciencias; es hablar de una de las investigadoras más productivas de su área; es hablar de una gran formadora de nuevos matemáticos a nivel licenciatura, maestría y doctorado.

Natalia tiene el reconocimiento de la UNAM por su promedio en la licenciatura; la medalla Gabino Barreda por su promedio en la maestría; la medalla Alfonso Caso por su tesis de doctorado; obtuvo también el premio Sofía Kovalevskaia de la SMM-Fundación Kovalevskaia; y tiene el primer lugar en el concurso de cuentos de ciencia ficción de la Facultad de Ciencias. Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel I.

Ha realizado estancias en el IMATE de Juriquilla, en la Universidad de Murcia, en la Universidad Politécnica de Valencia.

Natalia cuenta con varios artículos de investigación publicados en revistas de alto prestigio internacional, así como un libro de texto.

En su quehacer como formadora ha dirigido tesis de licenciatura, maestría y actualmente, de doctorado.

Ha impartido diversas pláticas de investigación y divulgación en congresos nacionales e internacionales.

Natalia encontró en la geometría convexa el lugar donde se trenzan las matemáticas que le apasionan: la topología geométrica y de dimensión infinita, los grupos topológicos de transformaciones, la geometría y el análisis funcional.

Pero además de todo esto, al lado de lo académico, hablar de Natalia Jonard es hablar de una mujer cálida, solidaria, inteligente, culta, sensible, llena de inquietudes y cuyos intereses no se refieren exclusivamente a la matemática: el yoga, senderismo, hacer pan, leer, el cine (del cual estudió un año), el teatro (en el que participó en obras escolares) y la música son también su pasión.

En Natalia se funden una tradición familiar artística, una mente brillante y un corazón generoso, entusiasta y lleno de luz.

Es un honor tener le gusto de presentarla.

( Por Adriana Escobedo y Paz Álvarez )